El partido que cambió la carrera de Roger Federer

El año 2001 fue una bisagra para Roger Federer. No solo por la cada día más recordada victoria ante Pete Sampras en Wimbledon, en lo que fue un “cambio de mando”, sino por un partido disputado unas semanas antes y que el propio Roger considera clave a la hora de afrontar un cambio de actitud.

“Jugaba en Hamburgo contra Franco Squillari y me tocó perder. En el match point tiré una volea fácil afuera con mi rival muy retrasado en la cancha. Me enojé tanto que rompí la raqueta al arrojarla contra el piso, había hecho muchas cosas mal y estaba muy enfadado. Pero en ese momento sentí que debía cambiar mi actitud, que había sido suficiente el tiempo perdido. Y desde ese día tuve un cambio muy grande en mi comportamiento que favoreció a mi juego” recordó en su momento aquél partido con el zurdo argentino que había sido semifinalista de Roland Garros un año atrás y que, como dato agregado, lo volvió a vencer en 2003 sobre el cemento de Sydney cuando el suizo ya era tres del mundo.

Sol-5-3.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s