“Djokovic no puede sentirse maltratado cada vez que el público reconozca a un rival”

El carisma que tiene Novak Djokovic es indiscutido como su tenis de lujo. Pero muchas veces, el serbio siente o al menos demuestra que su vínculo con el público podría ser mejor. De hecho, en las rondas finales de Wimbledon, en especial la final contra Roger Federer, tuvo algún que otro intercambio con las gradas, muy sutiles, pero reclamando más reconocimiento. Sobre esto habló el australiano Todd Woodbridge, reconocido ex doblista que dio su punto de vista.

“Djokovic tiene una obsesión por sentirse querido. Piensa que la gente lo reconoce poco y que son injustos con él. Eso sólo hace que se aleje más. En Wimbledon perdió la paciencia por momentos y esto marcará un antes y después en su relación con la gente. Contra Bautista Agut se llevó la mano a sus oídos, como desafiante y el público lo único que hacía era reconocer el buen partido de Roberto. Constantemente quiere comprobar que la gente quiere más a él que a sus rivales. Es un comportamiento muy extraño y negativo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s