“Un sindicato de jugadores sería algo efectivo. El tenis necesita un cambio”

Hace unas semanas, el canadiense Vasek Pospisil emitió una serie de Tweets comparando los ingresos que recibe el tenis con respecto a otros deportes. El actual 205 del mundo (Fue top 100 y gran jugador de dobles, ganando por ejemplo Wimbledon) se muestra comprometido con lo que viven sus colegas que están más allá del puesto 100 y lo ratifica con un interesante artículo para “The Globe and Mail” del cual extraemos las mejores frases. Pega muy duro contra la ATP y propone crear un sindicato.

“Decidí postularme para el Consejo de Jugadores de la ATP Tour de 10 miembros y hace un año fui elegido. No podía creer las cosas que estaba escuchando y me indignaron las realidades del Tour. Quería intentar efectuar el cambio. Me enfureció la falta de sustancia e información en las reuniones del Consejo de Jugadores de la ATP, donde están presentes todos los mejores jugadores de la gira. Quería hacer algo, pero principalmente, quería saber más. Quería saber por qué los eventos de Grand Slam solo dan el 14 por ciento (7 por ciento a los hombres, 7 por ciento a las mujeres) de los ingresos a los atletas cuando la mayoría de los otros deportes profesionales de tamaño comparable están cerca o por encima de los 50 por ciento. El tenis tiene el reparto de ingresos más bajo de todos los deportes profesionales que se han convertido en un negocio global. Incluso el 14 por ciento no es una cifra auditada. Este número podría, potencialmente, ser un poco menor”.

“Esta baja participación en los ingresos, a su vez, significa que solo un puñado de tenistas puede ganarse la vida en un deporte que genera miles de millones de dólares y en el que los atletas tienen quizás los gastos de bolsillo más altos en comparación con otros deportes. Ahora, sé lo que algunos de ustedes podrían estar pensando. ‘Aquí vamos, otro atleta profesional rico que pide más dinero’. Pero escuchenme: Si bien es cierto que los 50 mejores jugadores del mundo se ganan la vida de maravilla, yo vivo de forma saludable, por lo que estoy agradecido, la realidad es que, fuera de los 100 mejores jugadores, cuando sumas gastos para un calendario de viaje de 30 a 35 semanas, la mayoría de los jugadores están perdiendo dinero.
A modo de comparación, en 2018, los jugadores individuales masculinos que terminaron el año del puesto 51 al 100 obtuvieron un promedio de US$ 583.235 (restarle los impuestos y los gastos). En la NHL (la liga profesional de hockey sobre hielo) la temporada pasada, hubo más de 450 jugadores que ganaron más de US$ 1 millón. La participación en los ingresos de la NHL es del 50 por ciento. Además, sus gastos están cubiertos.
El dinero del tenis está ahí, los jugadores lo merecen, pero no lo obtienen. Una razón es la estructura de gobierno de la ATP. El órgano rector de las giras profesionales de tenis masculino, con la excepción de los cuatro Grand Slam, tiene tres representantes de jugadores y tres representantes de torneos. Dado que todos los problemas importantes que se votan terminan en un empate 3-3, nada cambia y los torneos continúan tomando todas las decisiones porque, bueno, están ‘dirigiendo’ el espectáculo.
La estructura de gobernanza es una herramienta muy efectiva para que los torneos mantengan su monopolio y control completo de la ATP, ya que los jugadores casi no tienen poder para cambiar asuntos que afectan sus medios de vida.
Ningún otro deporte u organización profesional está estructurado de una manera tan caótica. Finalmente deja a los jugadores impotentes. Entonces, ¿por qué los tenistas no forman un sindicato, similar a lo que tienen otros deportes importantes?
Si solo fuera así de simple. Pero es importante saber que los principales órganos rectores del tenis están completamente en contra de cualquier movimiento de jugadores para unificarse.
Uno de los argumentos y amenazas utilizados contra nosotros por la ATP, nuestra propia organización, para detener el impulso de formar un sindicato, es que somos contratistas independientes y no podemos unificarnos legalmente sin la amenaza de ser demandados (.) Según los estatutos de la ATP somos, pero esto dependería de cómo un juez vería el caso en el tribunal de justicia. ¿Serían los tenistas realmente capaces de ganarse la vida fuera del ATP? ¿O somos contratistas dependientes cuyos medios de vida dependen de los eventos ATP y Grand Slam? Estoy mucho más inclinado a elegir este último. Tenemos obligaciones con la ATP y la organización nos penaliza por no participar en los grandes eventos. Entonces, estoy dispuesto a apostar que un juez tomará el lado de los jugadores y hará explotar ese argumento en pedazos. En ese momento se puede formar un sindicato y se puede dar un paso hacia la justicia y el trato justo.
Es natural que los jugadores piensen que están siendo maltratados cuando se nos niega la capacidad de ver la situación financiera de los eventos en los que jugamos.
Un sindicato de jugadores ayudaría a equilibrar las escalas para darles a los jugadores una voz más efectiva, una voz legal, en las negociaciones sobre el reparto de ingresos para los torneos y los Grand Slams.
Nos dicen constantemente que debemos ‘confiar’ en los torneos y que esta es una ‘asociación’. Excepto que esto es un negocio. A los jugadores se les da lo mínimo de lo que sienten los órganos de gobierno para evitar una revolución o un grupo de jugadores extremadamente enojado. El objetivo de la ATP, para evitar disturbios en su imperio controlado y bien administrado, es dar a los jugadores solo lo que necesitan. Aún así, hay una historia de inquietud de jugadores en el Tour. En 2012, casi todos los jugadores (excepto uno en una posición de alto perfil) querían boicotear el Abierto de Australia. Debido a esta presión, hubo aumentos en premios de los Grand Slams en los últimos años.
Lo que deseo y para lo que estoy trabajando es que haya un equilibrio de poder en ambos lados para que pueda ocurrir una verdadera negociación. Me gustaría que tanto los jugadores como los torneos vengan a la mesa, hagan sus argumentos y lleguen a compromisos de los que puedan beneficiarse mutuamente. Lo que estoy defendiendo es justicia y transparencia, nada más.
Es importante hacer crecer el deporte más allá de una pequeña elite de los mejores profesionales. Es importante compartir el botín del arduo trabajo de los tenistas de toda la vida que aman el juego. El tenis necesita un cambio”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s