La más increíble historia solidaria de Roger Federer

Esta historia se centra en la experiencia de Beatriz Tinoco, una fan de 17 años aquejada de cáncer y que años atrás pidió conocer a Roger Federer a la Fundación Make-A-Wish, gracias a quienes este encuentro fue posible.

Lo que viene ahora es la traducción de parte de una carta que la propia Beatriz subió a Twitter en aquél entonces.

“Tenía cáncer en 2011/2012, y existe una fundación llamada Make A Wish Foundation. Conceden deseos a niños, adolescentes y adultos que tienen enfermedades que amenazan la vida. Formulé mi deseo en 2012 y consistía en conocer a Roger Federer. Esperé más de un año, y realmente no sabía si iban a ser capaces de concedérmelo (hay segundas y terceras opciones), ya que Roger tiene una agenda muy ocupada y no tenían claro si estaría disponible. En junio me comunicaron que ESPN estaba haciendo un reportaje sobre tenis en educación de secundaria y que iban a filmar a mi equipo de tenis de la escuela. Nos dieron un iPad para ver algo, y fue el punto final de Wimbledon 2012 (eso ya me gustó mucho), pero después de que Roger cayera al suelo, cortaron el vídeo y apareció en un vídeo filmado en una casa en el que me decía: “Hola Beatriz, he oído que eres un gran fan mía, así que os voy a invitaros a ti y a tu familia a verme jugar en Wimbledon. Buen viaje y nos vemos allí” (¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!) Me emocioné tanto. No lo podía creer. Así que, sí esto sucedió un lunes, mi vuelo a Londres fue ese jueves. Llegué allí ¡y al día siguiente me encontré con Roger! Primero fui a la casa Nike, donde los jugadores tienen todas sus cosas, y me dieron un montón de material, todo blanco, ya que era Wimbledon. Luego fuimos al All England Club, donde íbamos a encontrarnos. Estábamos esperando en el lugar donde los jugadores comen y pasan el rato. Sin embargo, los chicos de ESPN me dijeron que no lo podríamos ver ese día porque los horarios iban muy apretados, así que no esperaba nada y me senté a ver unos entrenamientos cuando alguien me llamó por mi nombre. Me volví y casi me dio un ataque cuando me di cuenta de que era ROGER FEDERER. Se acercó, me dio un abrazo y un beso, se sentó y empezó a hablar conmigo muy natural. Yo trataba de no enloquecer (risas). Hablamos durante unos 10-15 minutos (más tarde me dijeron que no tenía por qué haberlo hecho. Se suponía que me iba a saludar y después iría a entrenar, ¡pero es un maravilloso ser humano y se quedó hablando conmigo un rato!). Después de su entrenamiento me dijo que íbamos a cruzar unos golpes y un asistente dijo “pero ella no tiene una raqueta”, a lo que Roger respondió: “Puede utilizar una de las mías” (¡¡¡¡¡¡!). Así que buscó en su bolsa y me dejó una para jugar (!!!). Tenía mucho miedo porque no soy increíble jugando, es decir, soy buena, pero nada fuera de lo normal, e incluso si lo fuera, ¡era Roger Federer! Aún así, Paul Annacone y Roger me dijeron que no tuviera miedo. Estuvimos intercambiando golpes un rato y luego me dijo que subiera a la red y practicara la volea (él subió también). Paul me dijo que no tuviera miedo de Roger porque ‘no era tan bueno’….una experiencia inolvidable”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s