El presidente de la ATP devela las opciones para que haya tenis en 2020

Es casi imposible pensar en que haya tenis en esta temporada 2020. O al menos parece muy difícil imaginar mucha actividad debido a que por lo menos hasta julio no habrá torneos y no sabemos que pasará con el Covid-19.

De todas formas, tanto la ATP como la WTA trabajan duro para ajustar su calendario lo mejor posible en caso de que la reanudación sea posible. En esa línea, es interesante leer las declaraciones del italiano Andrea Gaudenzi, presidente de la Asociación de Tenistas Profesionales que devela los planes que hoy en día son el foco principal.

“Hablé con todos los miembros del Consejo de Jugadores: Con Roger, con Rafa y con Djokovic, y todos están de acuerdo en que nuestra filosofía debe ser la de organizar los eventos más prestigiosos. Por tanto, incluso si todo es hipotético, todavía tiene sentido mover Roland Garros a septiembre, mientras que no tendría sentido retrasar el Abierto de EE. UU. Si el juego no se reanudara a principios de septiembre, dudo mucho que sea más adelante y allí es probable que se termine el tenis por este año. Ahora estamos hablando del calendario de la temporada, hemos creado unas 50 versiones diferentes y hemos tenido que volver a barajarlas a diario. También debemos tener en cuenta que algunas cosas ya están preestablecidas y no se podrían modificar: por ejemplo, el O2 Arena está disponible para las Finales ATP exclusivamente durante esa semana (del 15 al 22 de noviembre), y lo mismo ocurre con la mayoría de los estadios cubiertos como Viena o Basilea. Todos estos son escenarios multiusos, por lo que no sería fácil tener fechas diferentes, especialmente porque todos están tratando de reprogramar sus propios eventos. También estamos tratando de cooperar con la WTA, ya que tiene un gira asiática muy larga. Idealmente, nos gustaría reprogramar dos Masters 1000 en canchas lentas, antes o después de Roland Garros. Estamos trabajando en la posibilidad de una gira de arcilla de cuatro semanas después del US Open. El mejor de los casos sería tener una gira por Norteamérica durante el verano, luego la arcilla, luego Asia y luego las Finales ATP. Si eso sucediera, significaría que salvamos el 80% de la temporada después de cancelar los torneos de césped. Con siete Masters 1000 y tres Slams, no habría mucho espacio para quejas. Si se cancela el US Open, la complejidad de la situación crecería demasiado, porque deberíamos considerar jugar también en noviembre y diciembre, pero en este momento nos estamos centrando en un reinicio después de Wimbledon” afirmó en declaraciones realizadas a UbiTennis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s