En primer persona: La inolvidable experiencia de vencer a Roger Federer

No es una frase que puedan pronunciar muchos profesionales de la raqueta. Ganar a Roger Federer, en cualquier época, es un honor del que sólo pueden presumir unos pocos privilegiados y, cómo no, ocupa un lugar especial en la retina de sus protagonistas. No obstante, uno de esos jugadores que pudo derrotar a la estrella suiza a lo largo de su carrera fue Joan Balcells, el primer español que logró ganarle en abril de 1999.

Fue en un torneo ATP Challenger Tour disputado durante la última semana del mes de abril hace 21 años en Espinho, una ciudad ubicada a unos 25 kilómetros de Oporto. La primera ronda sobre la tierra batida portuguesa reunió a Balcells, No. 291 del FedEx Ranking ATP que había superado la fase previa, con una joven promesa suiza de 17 años que ya asomaba cerca del Top 100 como No. 124 del mundo.

“Había escuchado hablar de él. Era muy joven y ya había sido No. 1 del mundo junior, además de tener algunos buenos resultados en torneos ATP, pero nunca podía esperar que aquel jugador que tenía delante consiguiera todo lo que vino después con el paso de los años”, reconoce Balcells a la web de la ATP

Y es que la carta de presentación era imponente para una raqueta tan joven. El año anterior, en 1998, había terminado como el mejor jugador del mundo en categoría junior y sin haber cumplido la mayoría de edad ya había alcanzado en tres ocasiones los cuartos de final de un torneo ATP Tour (Toulouse 1998, Marsella 1999 y Róterdam 1999), además de defender los colores de su país en la Copa Davis.

Pero aún más imponente era que, entre las seis victorias ATP Tour que había firmado Federer antes de aterrizar en Espinho, ya había derrotado a un Top 5. Fue a Carlos Moyà en la primera ronda de Marsella por 7-6(1), 3-6, 6-3.

Con seis años de diferencia entre ambos, aquel día Balcells consiguió la victoria por 7-6, 6-3, convirtiéndose en el primer español en derrotar a Federer. “Lo he hablado con [Juan Albet] Viloca alguna vez, porque entrenábamos juntos con Pato Álvarez y ese día vio el partido. Federer no estaba cómodo porque yo estaba acostumbrado a hacer saque-red siempre. Tenía un buen primer saque liftado, que botaba muy alto y le incomodaba mucho cuando le sacaba a su revés”.

“También recuerdo que tenía carácter en la pista. Se enfadaba mucho más que ahora y tiraba alguna raqueta”, continúa su relato el catalán. “La pista estaba bastante húmeda, algo que no le ayudaba mucho. Él se encontraba más cómodo en pistas más rápidas, pero aquella temporada terminó Top 65, jugó los Grand Slam y aunque tenía 17-18 años ya iba encaminado a ser un gran jugador”.

El destino no volvió a cruzarlos más en una pista de tenis. Y cuando estuvo cerca de ocurrir un año más tarde en el torneo ATP de Auckland 2000 fue Juan Carlos Ferrero el encargado de impedirlo. “Roger iba por mi lado del cuadro y podríamos haber jugado en cuartos de final, pero Ferrero le ganó a Federer y no pudimos volver a jugar”, rememora.

Retirado desde hace 15 años, ahora se dedica a la formación de jóvenes talentos que presumen orgullosos de su entrenador. “Algún día siempre sale el tema o cuando llega un jugador nuevo le cuentan que gané a Federer y en un primer momento la reacción es: ‘¿Cómo va a ser así? ¿Cómo puede ser eso?’. Se quedan con cara de sorpresa. Pero al final a ellos les da igual si Roger tenía 19, 18 o 25 años. Sólo se quedan con que el entrenador le ganó a Federer y para ellos acaba siendo un shock”.

Antes de que Federer llegase a ser No. 1 del FedEx Ranking ATP un total de siete españoles consiguieron derrotarle. Ferrero en tres ocasiones (Auckland 2000, US Open 2000, Madrid 2003), Àlex Corretja otras tres veces (Roland Garros 2000, Gstaad 2000, Roland Garros 2001), Sergi Bruguera (Barcelona 2000), Francisco Clavet (Cincinnati 2000), Albert Costa (Miami 2003), Félix Mantilla (Roma 2003), además del propio Balcells. A partir de Miami 2004 nacería una de las grandes rivalidades de todos los tiempos frente a Rafael Nadal.

“Con el tiempo ves todo lo que ha conseguido él y que fuera yo el primer español en ganar a Federer se ha convertido en un dato curioso”, explica Balcells. “Hubiera sido diferente ganar a Federer, cuando estaba No. 1 del mundo. En ese primer momento era un muy buen jugador, con un gran potencial. Pero evidentemente estoy contento de haberle ganado”. Y es que no todo el mundo puede decir ‘Yo gané a Roger Federer’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s