La confesión de Alex Corretja: “Mi familia y yo tuvimos Coronavirus”

El español Alex Corretja, ex número 2 del mundo, confesó hoy que sufrió Coronavirus, al igual que tod su familia, y no se dio cuenta hasta que fortuitamente pudo saberlo y tratarse.
“Yo he pasado el COVID-19, Martina mi pareja también. Mi hija Erica de 3 años también, mis otros 3 hijos no lo han pasado. No es reciente. Lo hemos sabido esta semana”, arrancó el español tras una pregunta de un oyente en el Vivo de Instagram realizado junto al ex tenista argentino Javier Frana para el Podcast de tenis Subidos a la Red.
“Dos meses y pico atrás, cuando volví de Australia… Mi mujer y mi hija siempre me acompañan pero nuestra hija pequeña tuvo neumonía, otitis, se encontraba bastante mal y decidimos que no era momento de viajar tan lejos conmigo. Y cuando volví de Australia me encontraba bien, Martina tuvo unos días con fiebre y enseguida caí yo con fiebre, tuve placas con pus, algo que nunca me pasó, descompostura durante muchos días, estuve una semana en casa fundido”, contó el ex entrenador del británico Andy Murray durante la charla.
El ex campeón del Masters 1998 profundizó cómo se enteró de que padecía la enfermedad que acoge a todo el Mundo: “Pasa que dos meses atrás no interpretabas que podría ser Coronavirus, y fuimos haciendo las pruebas normal, Lo que es curiosos que la pasamos bien dentro de todo. Es verdad que estuve una semana mal, hecho polvo. Hasta que al final llamé a un médico para que viniera a casa. Y en ese momento me dio antibióticos durante unos días y me recuperé bien. Empecé a hacer deporte pero en alguna ocasión sí sentí que estaba débil, algunos días sentía que estaba con poca fuerza”.
Finalista de Roland Garros 1998 y 2001, Corretja aclaró que recién esta semana supo que ya estaba sano. “Esta semana me hice una analítica de sangre para confirmar que estaba limpio. Me hicieron el PCR por la nariz y salió todo negativo”, añadió.
Corretja describió una situación que demuestra las consecuencias que se sufren al estar contagiado: “Era el cumpleaños de mi suegra, nos estábamos yendo a una hora de Barcelona para darle una sorpresa, estábamos por agarrar el auto, yo estaba en mi casa y no me podía mover del baño porque tenía un dolor de estómago durante 1 hora y media, dos. Absolutamente roto. Vino Martina, me ve tirado en la cama y le dije estoy hecho polvo, no puedo ir, estoy fundido… Entonces cuando ha pasado el tiempo nos dimos cuenta que fue por esto”.
Por último agregó: “Lo confesé porque lo preguntaron y no quería engañar. Lo nuestro es lo soñado. Ojalá que la gente pueda pasarlo de esta manera, con algunos días malos pero luego sintiéndose bien. Pero eso sería un sueño”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s