Las discutidas medidas que propuso el US OPEN a los jugadores

Habrá que esperar cinco días más para saber cuándo vuelve el tenis. En la reunión convocada por la ATP para esta tarde estaban llamados más de 500 jugadores, entre el ranking individual y el dobles. Al final se conectaron 400. Hablaban Andrea Gaudenzi, presidente, y Massimo Calvelli, director ejecutivo. Se unió después Satecy Allaster, máxima ejecutiva de la USTA y como oyente apareció también Steve Simon, cabeza visible de la WTA.

Todos los allí presentes por parte de los organismos del tenis querían hacer patente que la seguridad estaba por encima de todo en la vuelta a la competición.

Allaster confirmó punto por punto todo lo adelantado los últimos días por MARCA partiendo de que no se iba a disputar la fase previa y que reducirían los cuadros de dobles de 64 a 24 parejas para evitar aglomeraciones en el Billie Jean King Tennis Center. Más de 350 jugadores se quedan en casa.

No se salió del encuentro con un calendario definitivo y todo se remitió a cinco días de reflexión que terminan el 15 de junio, día en el que debería hacerse oficial los planes definitivos sobre la gira americana de pista dura y la tierra. Tomaron la palabra gente tan dispar como Marin Cilic, Milos Raonic. Kevin Anderson o Paolo Lorenzi mientras otros preferían hacer preguntas por el chat.

El día antes de la reunión había habido nervios. En el whatsapp que comparten los tenistas del ‘Top100’, la mayoría se mostraban en contra de viajar a Nueva York y estar un mes encerrados para jugar allí el Masters 1.000 de Cincinnati y posteriormente el Abierto de los Estados Unidos.

Algunos proponían iniciativas como pedir más dinero en premios a la organización en caso de finalmente tener que jugar. La ATP, de manera paralela, también había hecho sus movimientos invitando a los entrenadores a unirse a la charla telemática cuando en un principio les había citado para el 18 de junio.

Miembros del circuito masculino ya habían informado en los días previos que los tenistas podían negarse a disputar el TMS de Cincinnati en Nueva York y que, en ese caso, no se jugaría. Otra cosa era la decisión de la USTA sobre el US Open, que está por encima de ATP y WTA.

La única presión de ambos organismos era quitar los puntos al ‘Grand Slam’. Expectantes estaban las tenistas porque, aunque ellas no se reunían, habían sido informadas por Steve Simon, su presidente, que su retorno depende también de lo que pase con los chicos.

De momento, deberán esperar cinco días más mientras Gaudenzi dejaba claro en su última intervención que los jugadores son totalmente libres de no jugar la gira americana en caso de que no lo crean conveniente.

El miércoles había amanecido ya enrarecido por la noticia de la segunda operación de rodilla a Roger Federer, que le dejaba fuera de la competición hasta el año que viene. Djokovic había mandado un mensaje contundente desde su residencia de Belgrado apostando por el inicio en septiembre en una gira de tierra con Madrid, Roma y Roland Garros

Una de las conclusiones de la reunión es que no habrá más tenis ATP a la conclusión de la Copa Masters de Londres. Se acabó la idea de recolorar torneos en el mes de diciembre. La USTA quiere jugar el US Open, ahora falta ver en qué condiciones y cuántos jugadores pasan por todas sus exigencias.

Fuente: Marca.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s