Rafa Nadal, protagonista del último partido de Andre Agassi en Wimbledon

Andre Agassi conquistó su primer Grand Slam en Wimbledon 1992. Catorce años después, el americano anunció que 2006 sería su última temporada en el circuito y el Grand Slam sobre hierba formaría parte de una gira final de ocho torneos que disputaría antes de colgar la raqueta en el US Open ante su público. Tras superar al serbio Boris Pashanski y al italiano Andreas Seppi en las dos primeras rondas en Londres, su siguiente rival sería Rafael Nadal.

El reciente campeón en Roland Garros por segunda vez iniciaba su tercera participación en el All England Lawn Tennis and Croquet Club. Por su parte, el ex No. 1 estadounidense afrontaba su decimocuarta presencia en Wimbledon, desde que debutó en este mítico escenario en 1987, un año después de que naciera su rival aquel sábado 1 de julio de 2006.

A pesar de que Nadal lucía el No. 2 del FedEx Ranking ATP, aún trataba de adaptarse a una superficie en la que no había logrado demasiadas victorias. Además, la magia de un partido tan especial con tintes de despedida en un marco como la Centre Court hizo que el manacorí entrase con algo más de nervios en el estómago de lo habitual.

“En el calentamiento, en esos cinco minutos, pensaba que iba a perder fácilmente”, reconoció tras el encuentro. “Agassi estaba tocando la pelota increíble, muy bajo, muy duro. No podía devolverla. Pero en el partido fue diferente. Quizás fue mi mejor día con el saque en mi carrera”.

Lo cierto es que una vez que el choque comenzó, Nadal se fue sintiendo cada vez más cómodo. Con la confianza de haber remontada un 0-2 en la ronda anterior y apoyado por un gran día con el servicio (88% de puntos ganados con primeros saques y 18 aces), el español se impuso por 7-6(5), 6-2, 6-4 en dos horas y 14 minutos.

También Podría Interesarle: Nadal: La Primera Gran Remontada En Wimbledon

Con 5-4 en el tercer set, el público se puso en pie para rendir una sentida ovación como homenaje al de Las Vegas. “Estoy muy feliz por Andre porque se lo merece. Se lo merece porque es uno de los mejores jugadores de la historia. Es una leyenda. Ha tenido una carrera increíble”, apuntó el balear después de cerrar el partido con un saque directo.

El español corrió a la red para estrechar la mano a su rival, que ya no volvería a jugar más en su carrera en la Catedral. “Me dio la enhorabuena por todo, por los últimos meses, y me deseó la mejor de las suertes para el futuro. Yo le dije que él es el mejor, que es increíble y le felicité por su carrera”.

Con aquella victoria aseguraba su mejor resultado hasta entonces en Londres. Había entrado en la segunda semana sobre la hierba inglesa por primera vez. Pero no hubo grandes celebraciones. Se sometió al masaje habitual tras el choque, fue a comprar algo de comida para la cena y por la noche vio el partido de cuartos de final del Mundial de 2006 entre Francia y Brasil. Nada extraordinario, en el día que Agassi se despidió de Wimbledon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s