Agassi, Sampras y una final de alto vuelo en Montreal

En la cima de su rivalidad, Andre Agassi y Pete Sampras cerraron cuatro manzanas del centro de San Francisco por un día en 1995 para rodar el anuncio de televisión Guerrilla Tennis, concebido por su mismo patrocinador de ropa y dirigido por Spike Jonze, que incluía ocho cámaras y 400 extras.

El anuncio de 30 segundos, en el que Sampras dirigía el tráfico mientras Agassi desplegaba en un cruce una red a toda prisa, estaba perfectamente sincronizado y se convirtió no solo en sinónimo de sus partidos dinámicos, de alta energía e imperdibles, sino también de su batalla por el No. 1 en el FedEx ATP Rankings. Ese año, los estadounidenses se enfrentaron en cinco finales: en el Abierto de Australia, el BNP Paribas Open en Indian Wells, el Miami Open presentado por Itaú, la Coupe Rogers en Montreal y en el US Open.

Agassi, que había arrebatado a Sampras el primer puesto por primera vez el 10 de abril de 1995, se recuperó de un verano europeo decepcionante para marcar un ritmo vertiginoso en su superficie favorita: las pistas duras. Al llegar al Estadio Jarry en Montreal, tras capturar la corona del Citi Open en Washington, DC, Agassi extendió su racha con victorias en sets consecutivos sobre Jeff Tarango, Daniel Vacek, MaliVai Washington y Mats Wilander para alcanzar su octava final del año.

Sampras, que llegó a Montreal con su tercer trofeo de Wimbledon bajo el brazo, había vencido a Jonathan Stark, Mauricio Hadad y Michael Stich en Montreal, antes de una victoria decisiva en el tie-break sobre Thomas Enqvist en las semifinales. Llevaba 16 partidos invicto.

En unas complicadas condiciones de viento y calor abrasador, Sampras comenzó brillantemente, rompiendo el saque de Agassi en el sexto juego del primer set. Pero a medida que avanzaba el partido, Agassi empezó a jugar con mayor agresividad hasta que le devolvió el break a su contrario. Durante todo ese tiempo, Agassi apuntó el 70% de sus servicios al ala más débil de Sampras: el revés.

Si bien Sampras salvó dos puntos de break en el juego inicial del set decisivo, cometió dos dobles faltas en el tercer juego y terminó el partido con un porcentaje inusual de 43% con su primer servicio.

Agassi reafirmó su estatus de mejor jugador del mundo frente a 10.000 aficionados con una victoria por 3-6, 6-2, 6-3, la victoria número 400 de su carrera, para retener con éxito la corona canadiense. Fue el tercer título de Agassi en suelo canadiense en cuatro años y empató su serie ATP Head2Head contra Sampras (8-8).

Fue un final apropiado para el antiguo estadio, que fue demolido y reconstruido en 1996. En la ceremonia de entrega de trofeos, el director del torneo, John Beddington, dijo: “Hace diecisiete años, tuvimos un sueño. Hoy tuvimos una final de ensueño. El año que viene tendremos un estadio de ensueño”. Agassi se arrodilló y firmó “Bye, bye” en la pista.

Agassi consiguió una racha ganadora de 26 partidos durante el swing de pista dura de América del Norte, sumando los títulos del Western & Southern Open y New Haven. La racha terminó en la final del US Open ante Sampras, que finalmente regresó al No. 1 el 5 de noviembre de 1995, rompiendo las 30 semanas de Agassi en la cima.

Fuente: Atptour.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s